top of page
Buscar
  • Foto del escritorWiiprot

Cómo reforzar la Cultura organizacional de Prevención de Riesgos Laborales


A nivel global, las organizaciones han incrementado su atención en la cultura de prevención de riesgos laborales, y en la gran mayoría de los casos más desarrollados parece haber un acuerdo casi unánime en en cuanto a que una fuerte cultura de prevención es beneficioso para el negocio.


En la práctica no hay un modelo específico ni único para desarrollar esta cultura de seguridad. Sin embargo, se ha observado que la mayoría de las organizaciones que logran resultados exitosos lo hacen sabiendo cómo:


  1. Demostrar el compromiso con la seguridad

  2. Incrementar la participación y compromiso de los empleados

  3. Medir y evaluar con precisión el progreso hacia la excelencia


Vamos a analizar cómo las organizaciones pueden lograr cada uno de estos objetivos y cómo pueden aprovechar la tecnología para apoyar sus esfuerzos de mejora en la cultura de prevención.


1. Mostrando el compromiso con la seguridad


En el libro "From Accidents to Zero", el Dr. Andrew Sharman escribe que el cambio es más efectivo cuando se propaga por una organización en forma “viral”, moviéndose de una persona a otra. Construir una cultura basada en un fuerte compromiso con la seguridad comienza desde la cúpula y se va filtrando hacia abajo a través de todos los niveles organizacionales. Para que este cambio viral ocurra, los líderes no deben simplemente hablar de su compromiso con la seguridad: deben mostrar ese compromiso de forma visible.


El liderazgo se refiere a la práctica de influir en las personas hacia valores compartidos, siendo visibles y mostrando un genuino interés en su trabajo y preocupación por su bienestar. En un sentido práctico, los líderes deben:


  • Estar presentes y pasar tiempo con los empleados en sus lugares de trabajo, conocerlos como personas, mostrar interés en lo que hacen y comprender lo que necesitan para hacerlo mejor y de forma segura.


  • Hablar con pasión sobre la importancia de la seguridad, demostrando un fuerte entendimiento de los riesgos actuales, problemas y acciones requeridas para resolverlos.


  • Aceptar su rol como coach o mentor y proporcionar feedback honesto, oportuno y valioso a los empleados a través de observaciones reales del trabajo.


  • Reconocer y reforzar comportamientos positivos que apoyen el éxito de la cultura de seguridad, celebrando los logros.


Un liderazgo sentido requiere que los líderes desarrollen las habilidades necesarias para poder conectar con las personas en materia de seguridad a nivel emocional y demostrar claramente que la seguridad no es solo una prioridad, sino un valor central de la empresa.


Reforzando el liderazgo con soluciones digitales

La observación es un elemento clave del liderazgo. A medida que los líderes pasan más tiempo en el campo, conociendo a su gente y cómo se realiza realmente el trabajo, se volverán cada vez más conscientes de los problemas que requieren acción y seguimiento. Las herramientas digitales que ayudan a los líderes a registrar observaciones críticas directamente desde un dispositivo móvil aseguran que las acciones correctivas se asignen y se inicien de inmediato, lo que reduce la exposición al riesgo y comunica claramente el compromiso del líder con la seguridad.


Estos datos pueden ayudar a revelar si los comportamientos riesgosos son el resultado de decisiones tomadas por los trabajadores debido a limitaciones creadas por un sistema mal diseñado, o si los trabajadores están violando reglas a sabiendas. Disponer de esta información en tiempo y forma permitirá que las acciones de seguimiento sean adecuadas y oportunas para abordar las causas de errores y comportamientos de riesgo, y tomar decisiones basadas en hechos, no en supuestos.


Sin embargo, un liderazgo solo es efectivo en impulsar el cambio cultural si se aplica de manera consistente y rigurosa. El software de prevención de riesgos laborales puede ayudar a los líderes a lograrlo a través de métricas e indicadores clave, responsabilizándolos de desarrollar los comportamientos necesarios para el éxito, al tiempo que muestra a los trabajadores lo que la empresa espera de sus líderes.


2. Incrementando la participación y el compromiso de los empleados



Es sabido y visto en la práctica que los trabajadores menos comprometidos experimentan más accidentes y cometen más de errores en su trabajo. Parece lógico entonces que cualquier esfuerzo por mejorar la cultura de seguridad deba centrarse en formas de mejorar el compromiso de los empleados. Con ese fin, los líderes deberían:


  • Centrarse en dar más participación a los trabajadores: aquellos que sienten que sus intereses no son considerados y que sus opiniones no son valoradas comenzarán – consciente o inconscientemente -a trabajar con desgano y sin foco o atención. Esto significa que las organizaciones deben buscar formas de dar a los trabajadores más oportunidades para expresar preocupaciones, desafiar decisiones y proponer ideas. Al crear formas para que los trabajadores destaquen problemas, se anima a los líderes a buscar también formas de aumentar la autonomía del trabajador para solucionar los problemas que encuentren de la manera que crean más apropiada.


  • Confiar más información a los trabajadores, no menos: a menudo se observa en culturas de seguridad débiles que los trabajadores sienten que la Dirección/Gerencia les oculta información, que no están obteniendo una imagen real de lo que está sucediendo. Compartir datos en tiempo real permite a los trabajadores evaluar por sí mismos el estado de la seguridad y dónde pueden contribuir. Una mejor comunicación promoverá el mensaje de que no hay secretos y que la gestión está abierta a ser desafiada y rendir cuentas.


  • Desarrollar una cultura receptiva: hay un arma de doble filo con respecto al compromiso de los empleados. Si está pidiendo a los trabajadores sus opiniones y lo que está saliendo mal, entonces es mejor estar preparado para hacer algo al respecto. El fracaso de los líderes en responder a los problemas presentados en un tiempo razonable erosionará la confianza con la fuerza laboral y desalentará la participación futura ("¿Por qué debería inspeccionar si la Gerencia no va a hacer nada al respecto?"). Con ese fin, las organizaciones deben asegurarse de dedicar recursos y compromiso suficientes para solucionar problemas y garantizar que el compromiso siga siendo alto.


Potenciando el Compromiso de los empleados con Soluciones Móviles

Las soluciones móviles de prevención de riesgos laborales ofrecen excelentes maneras de involucrar a sus empleados y hacer que participen más en la seguridad. Herramientas que permiten a los trabajadores enviar informes de riesgos, incidentes y sugerencias desde su dispositivo móvil, sin tener que buscar a su supervisor, enfatizan la autonomía al tiempo que garantizan que los problemas se integren en flujos de trabajo que conducen a una asignación y resolución más rápidas. Estas aplicaciones también conducen a una mayor transparencia, ya que los trabajadores pueden seguir fácilmente el estado de acción y revisar métricas para responsabilizar a sus líderes cuando sea necesario. Las notificaciones dentro de la aplicación también garantizan que estén inmediatamente al tanto cuando se les asignan tareas, para que puedan contribuir equitativamente hacia los objetivos de seguridad.


Las herramientas digitales proporcionan a los trabajadores los datos vitales que necesitan, ya sea análisis de riesgos, acciones, guías de trabajo, etc, sin tener que buscar en carpetas llenas de polvo o buscar a su supervisor, lo que les permite tomar decisiones mejores que conducen a mejores resultados de seguridad y negocio.


3. Midiendo el éxito de la Cultura de Prevención de Riesgos Laborales



Hay razones obvias por las que medir la cultura de seguridad es una buena idea: permite evaluar el éxito de iniciativas específicas, proporciona evidencia objetiva de su impacto en aspectos clave de negocio y ayuda a argumentar a favor de la inversión en salud y seguridad.


Pero, ¿cómo se mide el éxito en seguridad? Más específicamente, ¿cómo se mide la mejora en la cultura de seguridad?


Medir la cultura de seguridad es difícil y las organizaciones a menudo luchan por hacerlo debido a la falta de consenso sobre cómo medirla. Aunque los investigadores han estado utilizando encuestas para medir la percepción del trabajador sobre la seguridad organizacional desde hace décadas, sabemos que las percepciones pueden cambiar rápidamente en función de las circunstancias actuales.


Para medir eficazmente la cultura de seguridad, necesitamos usar una variedad de herramientas para construir una imagen completa de lo que está sucediendo. En el estudio “Hacia un modelo de cultura de seguridad”, Dominic Cooper propuso que la cultura de seguridad está esencialmente compuesta por 3 aspectos interconectados:


  • Un aspecto psicológico que abarca las actitudes, creencias, percepciones y valores mantenidos en toda la organización. A menudo se hace referencia a esto como clima de seguridad, específicamente "cómo nos sentimos acerca de la seguridad". Normalmente, este aspecto se mide mediante cuestionarios y entrevistas.


  • Un aspecto conductual que se refiere a las acciones y comportamientos específicos mostrados por los empleados en una organización para avanzar en la seguridad. Generalmente se describe como "lo que hacemos por la seguridad". Las organizaciones deben considerar qué comportamientos específicos creen que todos los empleados deben demostrar para mejorar la cultura de seguridad. Una vez definidos, estos comportamientos deben ser medidos y comunicados periódicamente, y los líderes no solo deben abogar por estos comportamientos, sino modelarlos para la fuerza laboral.


  • Un aspecto situacional que describe la estructura y recursos del sistema de seguridad de la organización reflejado en sus políticas, procedimientos, flujos de trabajo y controles. Comúnmente se define como "lo que tenemos para trabajar seguros". Este aspecto se mide con mayor frecuencia a través de auditorías, e indicadores derivados de auditorías.


Cualquier organización que busque medir su cultura de seguridad con precisión debe considerar estos tres aspectos. Estos aspectos pueden medirse individualmente o integrarse en una única métrica que podría usarse para evaluar el impacto de la mejora en la cultura de seguridad en otros indicadores clave.


Midiendo el Éxito de la Cultura con Software de prevención

Las empresas están inmersas en datos, pero cómo usan esos datos para tomar decisiones mejores que lleven a culturas mejores y menos lesiones y enfermedades es clave. El software de prevención de riesgos laborales ofrece a las empresas la oportunidad de profundizar más en dichos datos, para identificar tendencias e ideas clave que les permitan determinar qué está funcionando y dónde se requiere más esfuerzo.

A medida que mejoren los análisis y se profundice en los mismos, también mejorarán las capacidades para predecir dónde ocurrirá el próximo fallo, lo que nos permite responder antes de que dicho fallo resulte en una pérdida o un accidente.




Entender y comunicar la importancia de la cultura de seguridad es un buen primer paso hacia la protección de las personas de manera sostenible. Sin embargo, las empresas deben asegurarse de que sus palabras estén respaldadas con acciones tangibles para garantizar que la cultura de seguridad no sea simplemente una palabra de moda interesante o una consecuencia no intencionada, sino que se convierta en una filosofía guía en toda la organización.



Fuentes:

  • Boeldt, M. 2017. "Cómo los trabajadores comprometidos son empleados seguros".

  • Cooper, M.D. 2000. “Hacia un modelo de cultura de seguridad"

Comments


bottom of page